VINO Y CULTURA

Ribera del Guadiana

Año de creación:
1996
Presidente:
Antonio Mateo Rosado Rodríguez
Domicilio social:
Crta. de Gijón-Sevilla, 114 - 06200 - Almendralejo (Badajoz)
Teléfono:
924 671 302
Fax:
924 664 703
Email:
info@riberadelguadiana.eu
Web:
http://www.riberadelguadiana.eu

Localización geográfica:

Ocupa gran parte de la comunidad autónoma de Extremadura, en el sureste de la Meseta. La mayor parte de los terrenos se encuentran en la provincia de Badajoz, que consta con 4 de las 6 subzonas que abarca la D.O: Tierra de Barros, situada en el centro de la provincia y extendiéndose hacia el suroeste;  Ribera Alta, flanqueando la cuenca superior del rio Guadiana y sus afluentes; Ribera Baja, que acoge las tierras regadas por el mismo río en su cuenca inferior;  y Matanegra, la subzona más meridional. En la provincia de Cáceres encontramos las subzonas de Montánchez, situada en el centro-sur de la provincia; y Cañamero, al este de la misma y en plena Sierra de Guadalupe.

Clima:

En líneas generales es continental con cierta influencia atlántica, de veranos largos y calurosos, inviernos fríos con heladas ocasionales y primaveras templadas y cortas. Ahora bien, varía de una subzona a otra, debido a la diversidad orográfica  de la Denominación: En Tierra de Barros es seco, con lluvias que oscilan entre los 350 y 450 mm anuales. En Matanegra el clima es templado. En las vegas del Guadiana la influencia atlántica es mayor, con un grado de humedad más alto. En las subzonas cacereñas las temperaturas son más suaves y el índice pluviométrico anual varía entre los 600 mm de la zona más central y los 800 mm propios de la Sierra de Guadalupe.

Tipo de suelo:

Existe una gran diversidad en función de cada subzona. Las tierras que bordean los ríos son arenosas y arcillo-limosas; en Tierra de Barros los viñedos se extienden sobre grandes llanuras de suelos arcillosos, de color rojizo y con gran contenido en calizas; en Matanegra los suelos son marrones y ligeramente ácidos; en Montánchez las viñas se encuentran en cerros a llanos de suelo pardo-calizo; en Cañamero, de relieve muy accidentado, el viñedo se asienta en laderas de suelos pobres y naturaleza pizarrosa.
La altitud media de los terrenos oscila entre 280 m en Ribera Baja y 850 m en Cañamero.

Superficie del viñedo:

28551 ha.

Variedades autorizadas blancas:

Alarije, Borba, Cayetana blanca, Cigüente, Chelva o Montúa, Eva o Beba de los Santos, Malvar, Moscatel de Alejandría, Moscatel de grano menudo, Macabeo, Parellada, Pardina, Perruna, Pedro Ximénez, Verdejo, Chardonnay y Sauvignon blanc

Variedades autorizadas tintas:

Bobal, Garnacha tinta, Garnacha tintorera, Graciano, Mazuelo, Monastrell, Tempranillo, Cabernet Sauvignon, Merlot y Syrah

Características:

Los orígenes vinicultores de la región se remontan a tiempos de celtas y lusitanos, antiguos habitantes de estas tierras en el s.VI a.C, quienes usaban el vino en banquetes funerarios, según parece indicar “La Kylix” hallada en la necrópolis de Medellín.
Es durante la ocupación romana cuando el cultivo de la vid prospera y se asienta en la región, gracias en parte a las calzadas romanas que unían la floreciente población de Emérita Augusta con el resto de la Península. De esta época (s.III) data el testimonio gráfico más importante relacionado con la vinicultura de la región: el mosaico de Augusta Emérita.
En la Edad Media, el Rey Alfonso VIII otorga una atención especial al cultivo de la vid en la comarca de Plasencia, recogiendo en el Fuero de la ciudad más de 30 artículos referidos al vino, lo cual indica la relevancia económica que este cultivo tenía en la zona. En el Monasterio de Guadalupe podemos encontrar también referencias de esta época hacia los vinos, a través de documentos que relatan los utensilios empleados en la vendimia y las bodegas.
Desde principios del s.XVII se produce una importante expansión del viñedo paralela al aumento de la demanda, que se verá frenada por las sucesivas plagas de oídium, mildiu y filoxera  desde mediados del s.XIX. Tras la guerra civil comienzan plenamente las replantaciones y los primeros movimientos cooperativos de cara a conseguir la D.O. y devolver a esta región su glorioso pasado vitivinícola. Durante los primeros años de este renacimiento, una gran parte del vino elaborado en la comarca era destinado a la destilación para obtener alcohol vínico, el cual servía para el encabezamiento de otros vinos, sobre todo de Jerez. Es desde la creación de la D.O. cuando la orientación cambia hacia la elaboración de vinos de calidad.

Bodegas

© VinoyCultura.com | info@vinoycultura.com | Tel.: 91 304 38 33 // 630 921 231 |