VINO Y CULTURA

VP Señorio de Arínzano

Año de creación:
2001
Presidente:
Julián Chivite
Domicilio social:
Ctra. NA – 132, Estella – Tafalla, km. 3 - Arínzano (Navarra)
Teléfono:
948 555 285
Fax:
945 555 415
Email:
info@arinzano.com
Web:
http://www.arinzano.com

Localización geográfica:

Se encuentra en un espacio protegido en el corazón de la Comunidad Foral de Navarra. El viñedo está situado en medio de este espacio el cual constituye un habitat natural.

La Propiedad de Arínzano ocupa un valle formado por las estribaciones de los Pinrineos, dividido por las tortuosas aguas del río Ega. Cuenta con un total de 355 has.

Clima:

Es de influencia atlántica. Con una temperatura media de 12,9 ºC, posee una elevada variación entre las temperaturas diurna y nocturna, especialmente en verano. La pluviometría media anual es de 600 mm y goza de unas 2.500 horas de luz al año.

Tipo de suelo:

El area geológica que presenta es compleja, con parcelas que muestran características diferenciadas. En su mayoría son de origen terciario, con proporciones variables de limos, margas, arcillas y degradación de roca calizo-calcárea.

Superficie del viñedo:

128 has.

Variedades autorizadas blancas:

Chardonnay

Variedades autorizadas tintas:

Tempranillo, Cabernet Sauvignon y Merlot

Características:

El Señorío de Arínzano ha sido reconocido por la excelencia de sus viñedos desde el siglo XI, cuando el señor Sancho Fortuñones de Arínzano elaboró por primera vez vinos en la propiedad.

En el siglo XVI, el palacio pertenecía a mosén Lope de Eulate, que se titulaba señor de Arínzano y era consejero del rey Juan de Labrit. En el siglo XVIII, la propiedad había pasado a manos del Marqués de Zabalegui, que ordenó la construcción de la actual casona donde pudiera disfrutar de la belleza natural de la propiedad.

A principios del siglo XIX, se edificó la pequeña iglesia dedicada a San Martín de Tours. Se trata de una de las escasas construcciones religiosas de Navarra de estilo neoclásico. La propiedad cayó en desuso al mismo tiempo que se implantaba en toda España el sistema liberal.

En 1988, la familia Chivite redescubrió la propiedad. Aunque habían pasado casi dos siglos desde que las viñas hubieran adornado las suaves pendientes del valle, cuidadosos análisis científicos de los climas y suelos confirmaron lo que siglos de nobles habían aprendido de la experiencia: La finca de Arínzano tenía un microclima singular perfectamente adecuado para la producción de vinos de la máxima calidad. La familia Chivite plantó cuidadosamente cada variedad de uva en las parcelas idóneas para su cultivo y construyó la bodega, proyectada como un arco que encierra y abraza los tres edificios históricos que rendían homenaje a la elaboración del vino en siglos pasados.

A principios del siglo XXI, Sus Majestades los Reyes de España inauguraron la Bodega, y celebraron el renacimiento de una noble tradición de más de mil años de antigüedad.

Bodegas

© VinoyCultura.com | info@vinoycultura.com | Tel.: 91 304 38 33 // 630 921 231 |